CONCEPTOS GENERALES FOTOGRAFÍA MACRO

Antes de comenzar debo aclarar algunos términos que son habituales en fotografía.

La ampliación o ratio es la relación existente entre el tamaño real del sujeto fotografiado y el tamaño que ocupa en el sensor o película. Así, una ampliación o ratio de 1:1 significa que un sujeto se impresiona a tamaño real, en este caso, si nuestro sensor por ejemplo es de 24 mm, un objeto que mida 20 mm, ocupará casi todo el fotograma. Con una ratio de 1:2, este mismo objeto, ocuparía menos de la mitad del fotograma.

Llamamos apertura de diafragma a la abertura relativa de un objetivo, y determina la cantidad de luz  que entra en él. Cuanto menor es el diafragma mayor es la luminosidad y menor la zona que aparece enfocada en el fotograma. Esta abertura por lo general se consigue abriendo o cerrando en el objetivo unas laminillas, también llamadas diafragma, de forma automática o manual.
La apertura de diafragma se mide en números f.
La relación entre los números f es que por cada paso la luminosidad se duplica o se divide por dos si la aumentamos o la reducimos respectivamente. Así f/11 tiene el doble de luminosidad que f/16 y la mitad que f/8.

Denominamos longitud focal de un objetivo a la distancia entre su eje óptico y la superficie del sensor o película cuando enfocamos al infinito.
Se mide en mm.

Entendemos por profundidad de campo a la zona por delante y detrás del sujeto enfocado en la que la nitidez es aceptable.

Diremos con rigor que macrofotografía es aquella imagen tomada a una ampliación de 1:1 o mayor.
Aunque en términos generales, denominamos macro a las fotografías tomadas a partir de una ratio de 1:4, en realidad se trata de fotografía de aproximación.

Con estos conceptos generales sobre fotografía macro, podremos entender fácilmente los textos que explicaré a continuación.